Blogia
UMBRAL

SEFER GITAIM (16) / período mosaico

 

Período Mosaico.-

La tradición patriarcal del clan de Jacob pasó entonces por Leví a su hija Jocabed, madre de Moisés, la cual influyó en éste más que toda la sabiduría de los egipcios y más que toda la tradición sacerdotal madianita, las cuales todas conoció a la perfección Moisés. A la muerte de Adam, ya vivía Matusalem; y a la muerte de Matusalem ya vivía Sem que sobrevivió al Diluvio. A la muerte de Sem ya vivía Jacob. Tras la muerte de Jacob solo fue necesaria una generación intermedia hasta Jocabed, la madre de Moisés. Una cadena dorada de siete eslabones vivos entrelazados garantizan la tradición desde Adam hasta Moisés. ¿Acaso no hemos de creer en la inspiración e inquebrantabilidad de las Sagradas Escrituras en que creyó el resucitado Hijo de Dios Jesús el Cristo?

Dios prometió luego en repetidas ocasiones por mano de Moisés dar también la tierra de los heveos a Israel: (1) cuando llamó a Moisés, (2) cuando lo envió a los ancianos de Israel, (3) cuando se consagró a los primogénitos tras la Pascua, (4) cuando envió con ellos al Angel Yahveh, (5) y a la avispa delante de ellos, (6) cuando Moisés quiso conocer Su gloria, (7) cuando renovó el Pacto, (8) cuando los preparó en Moab para entrar y poseer la tierra, y (9) cuando les dio instrucciones para la guerra. ¿No está esto inspiradamente escrito en Velh Shemot, y en Elh hDbrym, segundo y quinto Rollos de la Torah escritos por Moisés? (Ex.3:8,17; 13:5; 23:23,28; 33:2; 34:1; Dt.7:1; 20:17). Pues esa era la promesa a Abraham, Isaac y Jacob, debido al colmo de los pecados a que llegarían los moradores de aquella tierra.

Fue sin embargo por medio de Moisés mismo que los ceneos, provenientes de Hamat del Orontes, hermano menor del heveo y ascendiente progenitor de Recab, entraron en medio de los hijos de Israel. No lo pudieron hacer con el pacto de circuncisión en la ocasión de la violación de Dina por Siquem, pero lo hicieron por el parentesco de Moisés. El suegro de Moisés, Jetro Ragüel Hobab de Wadi-Zaanaim, padre de Zéfora, y sacerdote de Madián, era ceneo; y sus hijos, después de la conquista israelita de Kanaán, subieron desde la ciudad de las palmeras hasta el Neguev cercano a Arad en el desierto de Judá y habitaron juntamente con los judíos, en los tiempos de Otoniel, yerno de Caleb. ¿No está esto inspiradamente escrito en el Sagrado Libro de los Sftym, segundo de los Nebiim primeros, cuyas historias también por el Libro de Jaser llegaron a las crónicas de Samuel vidente? (Jue.1:16). Pues el Libro de Jaser, que continúa el Libro de las Batallas de Yahveh, recogía la épica israelita desde los tiempos de Josué hasta los de David. Y las crónicas del vidente Samuel conforman, también desde el Libro de Jaser, a los Sagrados Libros de Yhwsha, Sftym, Rwt y Shmwel, continuadas por los profetas Natán y Gad y otros profetas hasta Jeremías con Baruk, para completar los Nebiim primeros con la historia vista desde los ojos ungidos de los profetas de Yahveh. Shmwel aparece en la LXX como 1º y 2º de los Reinos. Rwt, en cambio, colecciónase también entre los Ketubim. En estos Sagrados Libros aquí mencionados podemos leer como también penetraron los heveos, los hamateos, los ceneos y otros, a Israel de otras maneras.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres