Blogia
UMBRAL

SEFER GITAIM (32) / vindicación divina del Tratado de Gabaón

 

VINDICACIÓN DIVINA DEL TRATADO DE GABAÓN.


No obstante las muchas victorias de David por sus valientes, según la intervención de Dios, hubo un hambre durante los dias de David como rey. Saúl, su antecesor, había traicionado a los heveos de Gabaón, Beerot, Cafira y Quiriat-Jearim, quebrantando el juramento y el pacto a ellos hecho en tiempos del Conquistador Josué, persiguiéndolos y matándolos durante su gobierno. Pero Israel había callado y no se había dado por enterado de semejante traición; y Dios había esperado por varias décadas para ver si Israel reconocería su pecado, se retractaría y enmendaría. Pero los israelitas seguían inconscientes de su necesidad de reparación debida a los heveos según el Tratado de Gabaón. De manera que, durante el gobierno de David, que había de representar el reino de Dios, El Altísimo permitió que una gran hambre asolara a Israel. Pasado el primer año, los israelitas ni siquiera se preguntaban por las razones de aquel hambre; entonces Dios hubo de prolongarla por otro año más; pero aún así, nada entendieron. Entonces Dios hizo que continuara la gran hambre por un tercer año hasta que el rey David se humilló y consultó a Dios. Entonces Yahveh le respondió claramente por qué Israel estaba en tal apretura, y así enseñar a las naciones que el Altísimo vela por la justicia entre las etnias, los reinos y los tratados de la tierra; Dios le dio como explicación a David las siguientes palabras, en hebreo:

"el- Shaul vel- byt hdmym ol- eshr- hmyt et- hGbonym:"

-que en el griego de la Septuaginta dice:

"’Epì Saoul kaì ’epì tòn o’ikon a’utoû ’adikía dià tò a’utòn tanáto ahimáton perì ohu ’etanátosen toùs Gabaonítas."

-Que en castellano significa:

"Es por causa de Saúl, y por aquella casa de sangre, por cuanto mató a los gabaonitas." (2S.21:1).

Dios, pues, reivindicaba el derecho de la etnia menospreciada y aplastada, y ¡de qué manera!. Aún al pueblo que se había elegido para adelantar parte de Sus planes, no lo consintió, sino que rectamente lo corrigió.

Entonces David, un hombre conforme al corazón de Dios, entendió, e inmediatamente convocó a los gabaonitas para darles justamente la satisfacción que Dios requería y a la cual ellos tenían derecho. Los gabaonitas exigieron que siete de los hijos varones de Saúl fuesen ahorcados ante la presencia de Dios en la ciudad de Gabaa. Los ajusticiados fueron Armoni y Mefi-boset (de Rizpa Ajita, no de Jonatán), y cinco hijos que de su hermana tomó Mical, la que había menospreciado a David porque bailaba delante de Dios, y que había sido entregada por Saúl, contra David, a Adriel bn-Barzilai de Meholat. El Cronista Sagrado, por inspiración del Espíritu Santo, concluye la santa noticia con estas palabras en hebreo:

"vyhtr Elohim lerets ajry- kn:"

-Que en el griego de la LXX dice:

"kaì ’epékousen ho Teòs tê gê metà taûta."

-Que en castellano significa:

"Y Dios fue propicio a la tierra después de esto." (2S.21:14c). El hambre cesó y volvió la prosperidad y el bienestar. ¿No está esto inspiradamente escrito en las crónicas de Samuel vidente que continuaron los profetas Natán y Gad? (2S.21:1-14).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres